¿Cómo contrato un punto de suministro?


El punto de suministro es el lugar físico donde la acometida se conecta con la red eléctrica del distribuidor. Es decir, es el punto donde se engancha nuestro sistema eléctrico para obtener energía. Se pueden dar dos situaciones, que exista punto de suministro o que no exista:

Si el punto de suministro ya existe y está siendo suministrado, lo que implica que se emiten facturas, o si existe el punto de suministro pero lleva tiempo sin ser suministrado, en este caso: El cliente debe subrogarse al contrato anterior. Si no incrementa la potencia, no debe pagar derechos de acceso a la red. No deberá pagar derechos de extensión. El cliente recuperará el CUPS del contrato anterior.

Cuando no existe punto de suministro han de pagarse los derechos de acometida que consta de varios conceptos: Debe solicitarse acceso a la red, deben abonar los diferentes derechos de acceso y extensión, y una vez realizados los trámites, la empresa distribuidora le asignará un Código Universal de Punto de Suministro (CUPS).