¿Cómo prevenir las estafas en el servicio de luz y gas?


Entre las estafas más comunes respecto a la contratación de gas y electricidad, la de los comerciales de puerta a puerta es una de las confusiones más grandes que se le presentan a varios usuarios. Por lo general, éstos llegan al domicilio con algún descuento u oferta interesante para que el consumidor se sienta atraído; pero en verdad o todos estos comerciales están contratados por la compañía eléctrica. Muchas veces son contratados por terceros o lo realizan de manera libre; y entre sus requisitos nos solicitan la factura del servicio para revisar la facturación. Por ende, antes de firmar cualquier oferta o entregar la factura, siempre es conveniente llamar a alguno de los teléfonos gratuitos de la compañía contratada para constatar que se trate de un servicio de la empresa.

 

En algunos casos, estos nuevos estafadores aprovechan la revisión que debe hacer obligatoriamente en calderas cada 5 años, con el pretexto de ser los técnicos autorizados para hacerlo. Hay que tener en cuenta que esta revisión se pacta hasta cinco días antes entre la compañía y el usuario, en donde se fija fecha y hora para tal acción; por ende, la presencia sorpresiva de un técnico debería ser para nosotros una buena forma de darnos cuenta que estamos próximos a ser engañados.

 

Recordemos que antes cualquier duda que tengamos respecto al servicio que nos brindan o a estas posibles sorpresas, el comunicarse con las compañias de luz y gas que tenemos por contrato es la mejor opción siempre, y la única que nos dejará tranquilos ante la posibilidad de quedarnos estafados.