¿Conviene o no la tarifa con discriminación horaria?


En relación a la conveniencia de qué tarifa de luz nos conviene contratar, la respuesta es muy particular a cada caso, ya que el consumo en cada hogar es diferente en cuanto a la cantidad y a las horas en el que se realiza. Lo cierto es que si vamos a optar por la tarifa de discriminación horario, debemos asegurarnos de que realmente no somos de utilizar la electricidad en lo que va desde las 12 del mediodía hasta las 10 de la noche; aunque es sabido que en invierno oscurece mucho más temprano y la electricidad es fundamental para la mayoría de los quehaceres. Pero también es sabido que no todos los usuarios poseen el mismo estilo de vida, y por ende, en algunos casos conviene bastante.

 

En verano, por ejemplo, por un lado nos conviene que en horas nocturnas sea más barata la luz, ya que eso nos dejaría utilizar libremente el aire acondicionado para descansar; pero si durante el día siguiente estamos mucho en el hogar tendríamos alí un gasto bastante alto utilizando el mismo artefacto. Por lo general, este tipo de tarifas es contratado por personas que trabajan durante la mayor parte del día, por lo que utilizan muy poco la electricidad del hogar.

 

Más allá del horario en que utilizamos la luz, hay que destacar que en el caso de contratar la tarifa eléctrica con discriminación horario, será necesaria también la instalación de un contador especial que ofrezca detalles de los horarios en los que fue utilizada la energía.