¿Cuál es la diferencia entre kW y kWh?


Un kW es una unidad que mide la potencia eléctrica. Su unidad básica es el vatio (W) y equivale a un julio por segundo (1000 W = 1 kW).

Para hacernos una idea, hablaremos de un caso cotidiano, los aparatos eléctricos vienen marcados con su potencia, y esto nos indica la electricidad que necesitan para hacerlos funcionar. Un claro ejemplo son las bombillas tradicionales, entre ellas podríamos elegir desde utilizar una de 60W a una de 100W según el tipo de luz que quisiéramos, más o menos intensa.

No debemos confundir el término kilovatio (kW) con el término kilovatio/hora (kWh). El término kilovatio/hora es un término energético y se usa para medir la potencia utilizada durante un periodo de tiempo concreto, en este caso una hora. Volviendo al ejemplo de la bombilla, si dejamos una bombilla de 100 kW encendida durante una hora, dicha bombilla habrá consumido durante este periodo 100 kWh.

Por tanto, como las comercializadoras eléctricas nos facturan por tener potencia a nuestra disposición y por energía consumida, el término kW está relacionado con la potencia de la bombilla y el término kWh con el tiempo que estamos utilizando la bombilla.