¿Es obligatorio revisar mi instalación de gas?


De acuerdo a la legislación vigente, el mantenimiento, conservación y buen uso de la instalación de gas natural es responsabilidad del titular de la instalación o, en su defecto, de los usuarios de la misma.

Por ello, es importante contar con un buen servicio anual de revisión y reparación de la instalación y los aparatos, ya sea de la propia compañía que ofrece el suministro o de una empresa independiente que se encargue de dichos servicios.

No obstante las instalaciones de gas natural deben ser inspeccionadas periódicamente, por los propios usuarios, así podremos detectar posibles anomalías y asegurar un buen funcionamiento de las instalaciones.

Conforme a la legislación vigente, corresponde hacer una inspección cada 5 años a la empresa distribuidora de gas, que siempre que obligada a realizarla la misma conforme a la legislación. Nunca se exigirá el pago inmediato de dicha inspección ya que éste se abonará, siempre, a través de la factura del gas.