¿Me han cortado la luz, que puedo hacer?


Las compañías eléctricas tienen diferentes formas de proceder: enviando un recordatorio de pago, avisando por carta certificada o fax, rescindiendo el contrato del cliente o acordando el pago fraccionado de lo que se debe.

Para los consumidores que están acogidos a la tarifa de último recurso los plazos son más flexibles ya que están protegidos por el gobierno. Tienen 20 días para pagar la factura desde que la compañía solicita el pago, tienen que pasar dos meses para poder cortar la luz y no se puede cortar la luz los días que son festivos o los días que no está disponible el servicio de atención al público.

Para los consumidores que están en el mercado libre, los plazos son menos generosos y en función de la compañía pueden cortarte la luz al día siguiente de comenzar el procedimiento de impago. Independientemente de la tarifa que tenga el cliente las compañías se reservan el derecho a cortar el suministro inmediatamente si detectan irregularidades como enganches o manipulación de contadores.

Lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con la compañía eléctrica vía telefónica. Una vez que hayas pagado se da un máximo de 24 horas para restablecer el servicio, a no ser que haya habido retirada de contador por parte de la compañía, en ese caso el plazo será mayor.