¿Qué diferencias hay entre comercializadora y distribuidora de luz?


Los consumidores, o una gran parte de ellos, no son capaces aún de diferenciar entre empresas suministradoras de electricidad y distribuidora de la misma. Por eso, con algunas características básicas intentaremos detallar cada una de ellas para así poder ofrecer la información que necesitan para comprender tales diferencias.

 

La empresa comercializadora o de suministro es la encargada de ofrecer el mismo a los usuarios, es decir, quienes le facturan la luz a los consumidores y donde realizamos el contrato cuando damos el alta de la luz. Justamente, entre las mejoras del sistema energético español se encuentra la posibilidad de que los consumidores puedan elegir entre diferentes comercializadora, ya sea por tener mejores tarifas electricas o más barata; o por contar con algunas promociones que pueden sernos muy útiles para las necesidades que los usuarios tenemos. Esto hace que haya mucha más ofertas que antes, donde el poder lo tenían ciertas empresas.

En cambio, la distribuidora de la luz es la empresa que se ocupa y gestiona las redes de distribución de la energía eléctrica, desde la central de generación, hasta los puntos de consumo, hasta la vivienda. Por esta razón, aunque cambiemos una y mil veces de empresa de suministro, sabremos que la calidad en la electricidad no se verá afectada, ya que siempre es la misma empresa distribuidora en la zona que se encargará de dichas instalaciones. Su función es meramente técnica, y son los encargados de solucionar cualquier tipo de inconveniente en el suministro que tenga que ver con la calidad en la que llega la luz a los hogares, como también gestionar las altas y bajas que les envían las empresas comercializadoras.