¿Qué es la TUR?


Son las siglas de: Tarifa de Último Recurso, es una tarifa que se encarga de fijar trimestralmente el Gobierno para suministros con potencias de luz contratada igual o menor de 10kW.

La liberalización del mercado eléctrico comenzó en julio del 2000 para los clientes en Alta Tensión, que suponen menos del 1% del total de suministros en España aunque representan cerca del 50% de toda la energía consumida en nuestro país.

En julio del 2009 desaparecieron las tarifas integrales para todos los suministros de Baja Tensión debiendo los titulares de dichas tarifas contratar su suministro a través de una Compañía Comercializadora. Todos esos usuarios de Baja Tensión debían contratar su suministro por medio de alguna de las comercializadoras presentes en el mercado, con un matiz: los clientes que tuviesen contratadas potencias inferiores a 10kW (algo más de 26 millones de hogares y locales) podrían ser suministrados provisionalmente por una CUR (Comercializadora de Último Recurso), normalmente perteneciente al mismo grupo empresarial que la distribuidora predominante de su zona.

En los casos de potencias inferiores a 10kW contratadas que no modificaron la tarifa que tenían antes de su entrada en vigor (1 de julio del 2009), la tarifa referida pasó a ser TUR de forma automática.

De acuerdo con el Real Decreto 485/2009, de 3 de abril, por el que se regula la puesta en marcha del Suministro de Último Recurso, el precio al que serían suministradas estas potencias se denomina TUR (Tarifa de Último Recurso), que se revisa trimestralmente por el Gobierno para que con el tiempo queden recogidos todos los costes del mercado con objeto de eliminar el déficit de tarifa.