¿Qué es un maxímetro?


Es un aparato cuya finalidad es medir un punto máximo, en este caso la potencia máxima de todas las potencias en periodos de tiempo cada 15 minutos.

Esta medida da dato de potencia registrado que es utilizado por la comercializadora de luz para calcular la potencia que cobrará luego en la factura correspondiente.

El maxímetro viene incluido en los contadores eléctricos digitales, pero también está instalado en aquellos con suministros superiores a 15 kW de potencia contratada, y tiene la finalidad de medir la potencia en cada uno de los periodos que contempla la tarifa contratada.

Por ellos en cada factura, se cobrará la potencia contratada en función de los periodos de tarifas de discriminación horaria. En los casos de que dentro de un periodo de facturación el maxímetro mide una potencia máxima inferior al 85% de la contratada, sólo se facturará el 85% de la misma. Para los casos en los que el maxímetro da un dato comprendido entre el 85% y el 105%, se facturará dicho dato exacto. Por último, en los casos donde el registro queda sobre el 105% de la potencia que contratada, la comercializadora facturará el dato registrado con una penalización suplementaria del doble de la diferencia de la potencia registrada respecto al 105% de la potencia contratada.