¿Qué tipo de bombilla puedo usar en casa para consumir menos luz?


Para iluminar tu hogar es preferible usar lámparas de bajo consumo y fluorescentes: éstas son mucho más eficientes que las bombillas incandescentes (tradicionales) y duran entre 6 y 12 veces más, proporcionan más luz y no se calientan tanto y puedes reducir hasta un 50% del consumo eléctrico en iluminación. Hay que fijarse en la clase energética de lámparas que vayas al comprar, las de clase A consumen menos que las de clase G.

Existen lámparas de bajo consumo de diferentes temperaturas de color pudiendo optar por lámparas frías con tono azulado o cálidas similares a las lámparas incandescentes. Lo que permite una iluminación agradable y adecuada para cada estancia.

Hay que controlar el encendido y apagado de las luces, por ejemplo, no es conveniente encender y apagar los fluorescentes con frecuencia, por lo que mejor colócalos en estancias dónde el tiempo de uso es más largo, como las cocinas. Si sólo vas a abandonar la habitación unos minutos, es mejor no apagar los fluorescentes, ya que su consumo en el encendido es más mucho elevado.